Siempre toca.rafaelferrer.es

Siempre toca

“Otro año igual” será la cantinela en el 85% de los casos, y los décimos se romperán en añicos sobre la mesa. Efectivamente, la probabilidad de que a alguien le toque el Gordo de la Lotería de Navidad es de una entre cien mil, tanta como números salen a la venta. Es decir, un 0,001% de posibilidades. Pero “Siempre toca”, dice el anuncio. Veamos si la publicidad tiene razón o no.

Siempre toca.rafaelferrer.esDel 15% restante, en un 10% de los casos puede tocar lo jugado por décimo y en el último 5% algo más del nominal del mismo. Pero si la cuantía del premio supera los 2.500 € habrá que pagar a Hacienda el 20% del importe que supere dicha cifra (esto es, si el premio es de 6.000 €, se tributará por 3.500 €). Este impuesto se detraerá del cobro, ya que la Administración deducirá su parte en el momento de efectuarse y entregará el resto.

Haciendo números todo es fácil: tomando como base el sorteo de 2.013 (ya que las bases pueden variar de un año a otro), fueron emitidos 160 millones de décimos a 20 euros cada uno, que supusieron una recaudación de 3.200 millones de euros. Se destinó el 70% de lo recaudado para premios (2.240 millones), por lo que el 30% restante (960 millones) fueron directos al Estado, antes de empezar. Y ya que parte de los premios tributan, según vimos en el párrafo anterior, estos generaron otros 188 millones de recaudación.

Hasta aquí todo claro, ¿no? 🙂

Así, la Lotería de Navidad de 2.013 le reportó a las arcas del Estado alrededor de 1.150 millones de euros: 960 de forma directa y 188 a través de impuestos.

De los cálculos anteriores he omitido la comisión que perciben las administraciones de loterías: por regla general, un 6% por apuesta o décimo vendido, salvo en este caso, cuya comisión por décimo de Lotería de Navidad es del 3,75%.

Obviamente, si el premio recae sobre décimos no vendidos, será Hacienda la afortunada. Por ejemplo, en el sorteo de 2.012, 36 series de las 180 emitidas del número 76.058, premiado con El Gordo, no se vendieron, por lo que el Estado se embolsó otros 144 millones de euros.

Siempre toca.rafaelferrer.esPor tanto, y considerando que el Gobierno de turno está más que interesado en que participemos en cualquier juego de azar que organice, es responsabilidad de cada uno de nosotros caer en la trampa a o no. Y es que nuestra voluntad tiene ante sí una lucha atroz y sin cuartel entre la ilusión generada a fuerza de insistente publicidad que toca la fibra, entre la idea de cumplir por fin ese sueño imposible e inalcanzable, y entre la imaginación que nos sitúa en la tesitura de cuántos demonios nos llevarían si no compramos ese décimo que tuvimos en la mano y resulta que le toca al vecino del quinto.

Dicen que la probabilidad de que nos caiga un rayo es mayor a que nos toque la lotería. Aunque no entiendo cómo puede calcularse de manera fiable una estadística así, lo que sí que se puede medir es que resulta aún más difícil acertar la Primitiva, la Quiniela (en ambos casos, 1 posibilidad entre 14 millones aproximadamente) o el Euromillón (¡1 entre más de 116 millones!). Sin embargo, miles de personas juegan cada semana. Conozco a gente que podrían haber cumplido sus mayores sueños simplemente si hubieran ahorrado lo que gastaron en juegos de azar. Y es que los españoles destinamos al año más de 30.000 millones de euros en este asunto.

Sin duda, el empleo del dinero en este tipo de actividades es una de las peores decisiones financieras que puede tomarse. En su lugar, formarse para aprender a gestionar de manera adecuada la economía personal, para comprender un poco mejor cómo funciona el mundo del dinero y, por ende, establecer las bases para evitar dejar tu felicidad en manos de la suerte, será una forma de emplearlo realmente útil.

La decisión es tuya. Invierte en ti. Que eso sí que, de verdad, toca.

Un abrazo, Rafael Ferrer.

Seguro que me he dejado algo en el tintero. ¿Qué crees que falta?¿Estás de acuerdo con lo expuesto? ¡Deja un comentario o jamás se sabrá!

 

Opt In Image
¡Suscríbete a la newsletter!
Píldoras sobre coaching financiero y educación sobre finanzas

Si quieres estar puntualmente informado sobre las novedades de la web es importante que te suscribas a la newsletter. Recibirás directamente en tu correo electrónico los enlaces a los nuevos artículos, noticias y recomendaciones que sean publicados.

¿Sabías que alrededor de 5 millones de euros es lo que pasa por las manos de cualquier ciudadano medio a lo largo de su vida? En tu caso, ¿tienes constancia de adónde están yendo? ¿Te encuentras en el camino de lograr la LIBERTAD FINANCIERA?

La relación que cada persona tiene con el DINERO no es más que el reflejo de muchos otros aspectos. ¿Quieres saber dónde se encuentran las principales claves para mejorar tu situación económica? ¡Adelante!


2 comentarios
  1. Isidro
    Isidro says:

    Aclaración: el eslogan es “siempre toca” porque se supone que la parte que se lleva Hacienda es para reinvertirlo en la sociedad, hospitales, escuelas, etc…
    La realidad?? Comisiones ilegales, cuentas en Suiza, sobres, etc…

    Pero como teoría, si no se robara, no está mal pensado. Así se han financiado muchos grandes proyectos históricamente

    Responder
    • Rafael Ferrer
      Rafael Ferrer says:

      Hola Isidro,

      Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente el origen del eslogan fue ese, si bien creo que la mejor forma de que el dinero revierta en uno mismo es invirtiendo y gastando con conocimiento en lugar de dejarlo en manos del gestor de turno. Nadie se ha preocupado en este país de dotar a sus ciudadanos de educación financiera, y desde mi punto de vista esta circunstancia no se debe a un olvido sin importancia.

      No he querido entrar en política ni en comparaciones con otros vicios similares al juego que causan tanto dolor a tantas familias, como el tabaco o el alcohol, y que igualmente sirven al Estado para recaudar millones de euros al año. El motivo del artículo es hacer ver a mis lectores lo importante que resulta una buena gestión de las finanzas personales y una correcta educación financiera, puesto que otorgan una gran ventaja frente a determinada publicidad, a malas prácticas y a la letra pequeña.

      Un saludo!

      Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *